Domingo I de Cuaresma, Ciclo A

Homilía

DOMINGO I DE CUARESMA  

01 de Marzo 2020

¡No sólo de pan vive el hombre!

Hoy celebramos el primer domingo de Cuaresma, y este tiempo litúrgico “fuerte” es un camino espiritual que nos lleva a participar del gran misterio de la muerte y de la resurrección de Cristo. Nos dice san Juan Pablo II que «cada año, la Cuaresma nos propone un tiempo propicio para intensificar la oración y la penitencia, y para abrir el corazón a la acogida dócil de la voluntad divina. Ella nos invita a recorrer un itinerario espiritual que nos prepara a revivir el gran misterio de la muerte y resurrección de Jesucristo, ante todo mediante la escucha asidua de la Palabra de Dios y la práctica más intensa de la mortificación, gracias a la cual podemos ayudar con mayor generosidad al prójimo necesitado».

      

¡Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado!

    

La Cuaresma y el Evangelio de hoy nos enseñan que la vida es un camino que nos tiene que llevar al cielo. Pero, para poder ser merecedores de él, tenemos que ser probados por las tentaciones. «Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo» (Mt 4,1). Jesús quiso enseñarnos, al permitir ser tentado, cómo hemos de luchar y vencer en nuestras tentaciones: con la confianza en Dios y la oración, con la gracia divina y con la fortaleza.

    

Las tentaciones se pueden describir como los “enemigos del alma”. En concreto, se resumen y concretan en tres aspectos. En primer lugar, “el mundo”: «Di que estas piedras se conviertan en panes» (Mt 4,3). Supone vivir sólo para tener cosas.

“NO TENTARÁS AL SEÑOR, TU DIOS”

    

En segundo lugar, “el demonio”: «Si postrándote me adoras (…)» (Mt 4,9). Se manifiesta en la ambición de poder.

Y, finalmente, “la carne”: «Tírate abajo» (Mt 4,6), lo cual significa poner la confianza en el cuerpo. Todo ello lo expresa mejor santo Tomás de Aquino diciendo que «la causa de las tentaciones son las causas de las concupiscencias: el deleite de la carne, el afán de gloria y la ambición de poder».

"Al despertar, Señor, contemplaré tu rostro"

LXV Asamblea LRASF

LXV Asamblea de la LRASF

El día 12 de enero del presente año tuvimos un evento importante con mucha relevancia para la Diócesis entera, y sobretodo, para nuestro Seminario Diocesano, ya que celebramos la 65 Asamblea ordinaria de la Liga de Recíprocos Auxilios entre el Seminario y los Fieles, siendo ésta una organización que tiene como finalidad principal y prioritaria la oración por las vocaciones sacerdotales, así como la recaudación en red de recursos económicos para el sostenimiento de la formación de los seminaristas. La reunión fue precedida por el Padre Juan Carlos Tostado Montes, Rector del Seminario y el Padre Efrén Martínez Reynoso, coordinador general de la Liga, quienes nos dieron un mensaje de bienvenida, celebraron la Eucaristía y atendieron las inquietudes de las personas asistentes.

 

Todos con profunda alegría participamos del evento que año con año realizamos para revisar y medir el trabajo realizado del ciclo anterior, así proponer nuevos retos dentro de la organización para cumplirlos en el año en curso. La Liga está conformada por mujeres y hombres que voluntariamente y llenos de fe elevan sus oraciones al Buen Dios para que interceda por nosotros loa alumnos y nuestras familias para que alcancemos la vocación a la que Él mismo nos ha llamado. Por otra parte, los alumnos y equipo formador del Seminario de forma recíproca oramos incansablemente por cada uno de los miembros activos y finados del movimiento ya que nos favorecemos mutuamente.

 

En esta Asamblea la prioridad, una vez escuchado al pleno de la misma, fue establecer lineas de acción para fomentar e incrementar los grupos particulares de la Liga, que los conforman personas voluntarias en las distintas parroquias de nuestra Diócesis, al igual que los sacerdotes párrocos se involucren con mayor fervor para que la misma organización sea centro de formación para los feligreses, por mencionar un ejemplo. Otra de las actividades primordiales en el evento, fue la convivencia entre los seminaristas y lo miembros y miembras de la Liga, que en distintos momentos recreativos tuvimos la oportunidad de alegrarnos con la algarabía que todos foementamos.

 Para concluir la reunión, el equipo de apoyo de esta organización, nos presentó un video de agradecimiento para todos aquellos que de alguna u otra manera apoyan con la oración y aportación económica, así mismo, anticipar el 90 aniversario de fundación del movimiento.

 

 

 

 

 

 

 

Clausura del año jubilar 2019

Clausura del año jubilar 2019

Clausura del año jubilar

En 1919 nuestro Obispo Diocesano, S.E Mons. D.  Ignacio Valdespino y Díaz, regaló a la catedral la imagen de la patrona, que él mismo llamó, “Nuestra Señora de la Asunción de Aguascalientes”.

 

Así en la Diócesis celebramos un año jubilar de octubre de 2018, terminando ahora en octubre 18 del año en curso, concluyendo con la celebración de los cien años de la llegada de la imagen a nuestra Diócesis, por tal motivo la vicaría de pastoral ha organizado una serie de eventos para conmemorar la gracia que Dios nos ha concedido con la continua presencia de la imagen.

 

Es motivo meritorio la presencia del nuncio apostólico en México, Mons. Franco Coppola quien presidirá la Eucaristía donde al termino de la misma realizará la coronación simbólica de la Imagen réplica de la Virgen de la Asunción, de esta manera y con la presencia del pueblo entero de nuestra Diócesis de Aguascalientes, que se congregará fervorosamente en la “Plaza de armas” en el centro de la ciudad, terminará un año que se vió lleno de fiesta y alegría por la presencia de la Virgen en las parroquias y comunidades.

 

Terminando así para seguir avanzando con el año de misión permanente sobre la fraternidad, con la finalidad de asumir la centralidad del mandamiento del amor, que Él quiso llamar suyo y nuevo: Ámense los unos a los otros, como yo lo he amado (Jn. 15, 12).